Como iniciativa para equiparar los permisos de paternidad a los de maternidad, se hace efectiva la ampliación a 8 semanas de los permisos de paternidad. Dicha estrategia sólo es el principio, ya que se pretende que estas 8 semanas se conviertan en 12 en 2020 y 16 en 2021, consiguiendo de esta forma, la igualdad efectiva de los permisos por hijo/a. El objetivo de este Decreto es favorecer la corresponsabilidad en la crianza y el cuidado de los niños, de forma que se favorezca la igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral.

¿Qué condiciones tiene el nuevo permiso de paternidad?

La nueva normativa establece que los padres deberán disfrutar de las dos primeras semanas inmediatamente posteriores al parto. Las siguientes seis semanas podrán ser disfrutadas en cualquier momento durante el primer año de vida del infante. Las semanas de paternidad serán retribuidas al 100% e intransferibles, es decir, no se podrán ceder a la madre.

Por su parte, las madres continuarán con el permiso de 16 semanas, siendo las seis primeras obligatorias y pudiendo ceder cuatro de ellas al otro progenitor. En caso de que el permiso sea por adopción o acogimiento, cada uno dispondrá de una suspensión de seis semanas de forma obligatoria e ininterrumpida, tras la resolución judicial. Y podrán disponer, si así lo desean, de hasta doce semanas de disfrute voluntario durante los doce meses posteriores a la resolución.

Para consultar la normativa podéis acceder a la normativa pinchando aquí

 

¿Campaña electoral o apuesta por la igualdad?

La conciliación garantiza la estabilidad de la familia y, por tanto, de la sociedad” (Ana de Salas, directora de Familia del Gobierto de Aragón)

Desde luego, la aprobación de este decreto tan cerca de las próximas elecciones nos hace sospechar de un posible “lavado de cara”. Además, no hay que olvidar que la continuidad de dicha normativa dependerá de la aprobación por parte de la Diputación Permanente del Congreso, que se reúne el próximo 3 de abril, para decidir la convalidación o derogación del Decreto Ley.  Aunque, no cabe duda que la implantación de dichas medidas, y la previsión de mejoras en la actual ley, pondría a España a la cabeza en materia de conciliación y corresponsabilidad.

Y, después del permiso por hijos/as, ¿cómo puedo seguir conciliando?

Una vez finalizadas las semanas de descanso queda en manos de la organización facilitar la conciliación de sus empleados y empleadas. Para ello, las empresas cuentan con varias posibilidades de acción. La primera es la elaboración de un Plan de Igualdad, que mida las desigualdades existentes en la plantilla en materia de igualdad de trato y oportunidades. Una vez elaborado el Plan de Igualdad, una de las medidas que podemos adoptar dentro del plan de actuaciones es implementar medidas de conciliación, que favorezcan el equilibrio personal-familiar-laboral de los trabajadores/as.

conciliacion familiar