No es la primera vez que se le atribuye cierta clarividencia a Charles Chaplin. Tras su máscara de bufón, retrató con excelente sutileza los problemas sociales, económicos y políticos de la sociedad en la que vivía. Como nosotros somos consultores de prevención de riesgos psicosociales, no podemos evitar analizar con nuestras gafas de prevencionista estos míticos 4 minutos de la película de 1936 Tiempos Momentos.

Como protagonista tenemos al mítico Charlot trabajando en una factoría claramente Fordista dónde él y sus compañeros trabajan al ritmo impuesto por las máquinas. A primera vista destaca que ninguno de ellos lleva EPIS pero dejaremos ese asunto para otro día, pues aquí vamos a centrarnos únicamente a repasar todos los riesgos psicosociales que encontramos en el histórico film.

Tiempo de trabajo. (TT)

Aunque no aparece directamente en estas imágenes, la conciliación entre la vida personal y laboral de Charlot se vería afectada pues en 1936, el año en que se rodó esta magnífica película, se trabajaba una media de 10 horas diarias, lo que le dejaría poco tiempo para desarrollar sus aficiones, su vida social o simplemente descansar.

Autonomía (AU)

En las líneas de producción Fordistas había poca o nula autonomía y la división del trabajo se veía como el paradigma de la productividad. Podemos ver como la única función de Charlot es la de apretar dos tuercas al ritmo que le marca la máquina. Es así como podemos ver que sufre de falta de autonomía decisional pues carece de capacidad de decisión sobre en las actividades y tareas que realiza, la distribución de tareas, la distribución del espacio de trabajo, los métodos, procedimientos y protocolos, la cantidad de trabajo y calidad del trabajo que debe realizar.

Un poco más adelante, a partir del minuto 2:06 vemos como también sufre de falta de autonomía temporal pues no puede decidir sobre la distribución de pausas reglamentarias y la adopción de pausas no reglamentarias al ser reprendido por el director de la planta por fumar en el baño (Algo que en el año 1936 era tan natural como beber agua). Ni que decir tiene que también carece de determinación del ritmo de trabajo pues esta depende del supervisor de la planta que toma la decisión desde un despacho.

 Carga de trabajo (CT)

Sin duda, si pudiéramos preguntar a Charlot te diría que tiene un exceso de carga de trabajo. Otro de los ítems que más destacan es la necesidad de trabajar con rapidez y la obligación de mantener un ritmo de trabajo acelerado lo que le hace perder el pie en un par de ocasiones. También tiene requisitos de tiempo de atención y de la Intensidad de esa atención pues un simple error termina por detener la producción entera.

Variedad y Contenido (VC)

Por supuesto este factor de riesgo destaca sobre los demás, pues la película denunciaba directamente la explotación y alienación de la clase obrera americana que en aquel momento se trataba directamente como una pieza de engranaje que podía ser sustituida sin más si fallaba o se “estropeaba”. Charlot se ve afectado por el trabajo rutinario, el sentido del trabajo, la falta contribución del trabajo y el reconocimiento de su trabajo.

Participación/ Supervisión (PS)

Estamos ante otro factor de riesgo que, aunque no se ve directamente en la escena, sabemos por el conocimiento de la época que el trabajador contaba poco o nada para el patrón. El grado de participación era prácticamente nulo y no podía tomar decisiones ni se le informaba sobre ninguno de los ítems estudiados. Por otra parte, la supervisión se limitaba casi exclusivamente a fomentar el miedo entre los trabajadores y en ocasiones incluso se usaban tácticas camorritas.

Interés del trabajador/ participación (ITC)

Las posibilidades de progreso de un trabajador de la época eran muy limitadas. Ni ascensos ni formaciones que fueran más allá que las necesarias para usar una parte de la máquina que manejaban. Ni siquiera les enseñaban a usar la maquina entera, pues eso les convertiría en imprescindibles lo que obligaría al patrón a depender de ellos. La estrategia era clara, socavar la fuerza del trabajador y pagarle lo justo para mantenerle en el umbral de la subsistencia con el fin de mantener a la masa de obreros atrapados.

Relaciones de apoyo social (RAS)

Todos entendemos que ante unas condiciones tan negativas de trabajo, la calidad de las relaciones entre los trabajadores se suelen resentir. Durante el clip de vídeo podemos ver como el apoyo entre compañeros es nulo, pues cada uno se responsabiliza únicamente de su trabajo e incluso podemos ver como Charlot intenta escurrir el bulto y librarse del trabajo cuando puede. También se contempla como se ve afectada la confianza con los supervisores y hay mala relaciones interpersonales.

Consecuencias de los riesgos psicosociales

Hay dos consecuencias claras. La primera de todas, vemos como Charlot al dejar de trabajar tiene un tic nervioso e incluso llega a perder la cabeza tratando a las personas como tuercas de la máquina. La ansiedad y la depresión son enfermedades asociadas a las malas condiciones laborales de los trabajadores.

Por otra parte, debido al excesivo ritmo de trabajo se produce un accidente laboral cuando Charlot se introduce entre los engranajes de la máquina. Esta imagen que se ha convertido en un icono inmutable del cine, en la realidad supondría un accidente mortal con las consecuencias humanas, económicas y legales que todos conocemos.

Evaluación psicosocial

Para terminar, tenemos que resaltar que esto sólo es un ejercicio para destacar la brillantez del actor, guionista y director Charles Chaplin ya que como técnicos de prevención de riesgos laborales que somos, no podemos basarnos en nuestra observación para evaluar los riesgos psicosociales en una empresa.

Nuestra obligación es usar un método de evaluación científico, estandarizado y comúnmente aceptado por las autoridades laborales. Para ello deberemos usar el Fpsico o el Istas 21 que nos ayudan a tener un análisis formal de la situación de la empresa. Finalmente, la evaluación de riesgos psicosociales tiene que ir acompañada de un plan de acción y de medidas de actuación para reducir los riegos detectados.

Comparte esta entrada:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin