La Organización mundial de la salud ha lanzado una campaña para sensibilizar sobre la importancia de la prevención del suicidio. La importancia de hablar del suicidio es relativamente moderna pues hasta hace poco se creía que ocultar el tema y silenciarlo era un modo eficaz de prevenirlo pero nada más lejos de la realidad.

Desde hace 15 años se organizaran campañas de sensibilización por parte de este organismo y este año en el marco del #WorldSuicidePreventionDay se quiere poner el foco en tomar conciencia de cómo el suicidio es un problema de salud pública y que todos podemos poner nuestro granito de arena para prevenirlo.

El Suicidio en cifras

No hablar del suicidio nos ha llevado a minimizar un problema que nos puede afectar a todos. Las cifras relacionadas con el suicidio son realmente alarmantes y nos hacen ver la urgencia del problema.

800.000 personas se suicidan cada año, lo que representa una muerte cada 40 segundos. El suicidio es la segunda causa principal de defunción en el grupo de edad comprendido entre los 15 a 29 años y afecta mayormente a los hombres.

Infografía sobre el suicidio

Infografía facilitada por la OMS

¿Cómo prevenir el suicidio?

La O.M.S. ha elaborado una lista de recomendaciones para evitar el suicidio, tema que también afecta a la salud en las empresas. Estas son:

  • Si estás pasando por momentos de dificultad, dedique 40 segundos a charlar con alguien en quien confíe y dígale cómo se siente.
  • Si se ha suicidado un ser querido de un amigo o conocido suyo, tómese 40 segundos para charlar con él y preguntarle cómo se siente.
  • Si eres empresario o gerente, dedique 40 segundos a enviar un mensaje positivo de apoyo a sus empleados e informarles de los recursos disponibles en el lugar de trabajo o en el municipio en caso de estar pasando por dificultades emocionales.

La salud psicosocial en las empresas

Como prevencionistas no podemos olvidar que la salud psicosocial es parte intrínseca de nuestro trabajo. El estrés, el síndrome del trabajador quemado o el acoso son detonantes que podrían llevar a algunos de nuestros trabajadores a pensar en el suicidio y como pudimos ver en el caso de Iveco o en de France Telecom, la empresa y sus gerentes son considerados responsable de estos actos si no ponen medidas para evitarlo.