Los profesionales de la prevención de riesgos laborales y los recursos humanos en innumerables ocasiones nos encontramos ante un reto mayúsculo. ¿Cómo convencemos los demás miembros de la dirección de la importancia de realizar la evaluación psicosocial periódica en la empresa?

Parte de la reticencia que muchos responsables parecen tener frente a la realización de los estudios psicosociales, se debe a que los beneficios de realizar estas prácticas no son tangibles, aunque está sobradamente probado que la mejora es real y se produce en innumerables áreas de la empresa. En este artículo  enumeraremos algunos de los beneficios generados a partir de estas evaluaciones psicosociales.

Obligación Legal de los riesgos psicosociales.

Todas las empresas tienen que partir del objetivo mínimo del cumplimiento de la ley. En este caso la ley 31/1995 de prevención de riesgos laborales dice que “deben ser evaluadas «todas aquellas características del trabajo, incluidas las relativas a su organización y ordenación, que influyan en la magnitud de los riesgos a que esté expuesto el trabajador” e incluye la organización del trabajo, las condiciones de trabajo, las relaciones sociales y la influencia de los factores ambientales en el trabajo.

En definitiva, los riesgos psicosociales deben ser evaluados con el mismo celo y cuidado con el que evaluamos la seguridad en el trabajo y la higiene industrial. Si lo incumpliéramos y derivado de estos riesgos un trabajador sufriese un menoscabo de su salud, incurriríamos en una infracción grave conforme al Art. 12.1 de la LISOS (cantidad de multa por no evaluar y existir daños a la salud).

¿Evaluar los riesgos psicosociales, reduce los gastos en bajas por enfermedad laboral?

Por una parte, los riesgos psicosociales inciden en patologías leves como los dolores musculo esqueléticos (contracturas y dolores crónicos) (Cox, Tom, Griffiths, A., Rial-Gonzalez, 2000; Valecillo et al., 2009) con una gran incidencia entre nuestros colaboradores y que a pesar de que no suelen estar relacionados con bajas de larga duración sí que producen un deterioro de la salud que a largo plazo puede llegar a ser grave.

Por otra, los riesgos psicosociales están lamentablemente relacionados con patologías no traumáticas relacionadas con el estrés, que suponen riesgos muy graves para los trabajadores y que van acompañadas de bajas de larga duración o incluso la muerte del trabajador, como son los problemas coronarios y los infartos cerebrales.(Serrano, Moya Albiol, & Salvador, 2009)(Martínez, 2008)

Aunque mucha gente no lo asocia con los riesgos psicosociales, los accidentes de tráfico también son más comunes entre los trabajadores que están expuestos a este tipo de riesgos pues el estrés fomenta actitudes violentas al volante, una mayor media de velocidad y distracciones. (García, Moreno, Díaz, & Valdehita, 2007). Teniendo en cuenta que los accidentes de trafico de es la primera causa de muerte en el trabajo podemos entender la importancia de realizar evaluaciones psicosociales en nuestras empresas.

Por último, no podemos obviar el creciente número de bajas producidas por problemas psicológicos como son la depresión y ansiedad, una auténtica epidemia en los países desarrollados, que no sólo afectan a la vida profesional del trabajador sino también a la vida personal y familiar.

Evaluar los riesgos psicosociales reduce la rotación de personal y pérdida del talento

A medida que la situación económica se estabiliza en el país, la importancia de realizar la evaluación psicosocial aumenta pues los trabajadores no se sienten tan anclados a nuestras empresas y si consideran que en otra organización pueden desarrollar mejor su carrera profesional, además de contar con mejores condiciones de trabajo pueden decidir cambiar de empleo (Mayo, Vázquez García, & Levin Kosberg, 2016).  Esto provocará que perdamos talento y que tengamos que contratar a nuevos empleados, lo que supone que tengamos que invertir en formación y perdamos eficiencia a corto y medio plazo.

Prevención contra situaciones de acoso

En ocasiones las situaciones de acoso laboral o de malas relaciones sociales ocurren por debajo de nuestro radar y no somos capaces de atajar el problema hasta que se judicializa, con lo que nos arriesgamos a asumir graves sanciones y la pérdida de reputación que en ocasiones puede ser irreversible.

Una evaluación psicosocial puede hacer aflorar estas situaciones ya que los colaboradores de la empresa pueden usar este recurso para denunciar el acoso al sentirse amparados en el anonimato del proceso y así, poder atajar la situación antes de que tomen medidas legales.

Ante una denuncia por acoso laboral, cualquier empresa debe disponer de una evaluación de riesgos psicosocial reciente y un protocolo de acoso, en caso contrario, está expuesta a graves sanciones

Los factores de riesgo psicosocial no controlados pueden provocar trastornos conductuales

Los trabajadores sometidos a factores de riesgo (estrés, burnout…)  son más propensos a caer en adicciones como el alcoholismo, la drogadicción o la ludopatía (Salanova & Llorens, 2008). Estos problemas tienen una especial gravedad pues destruyen el sustento social de los implicados. El estrés y los problemas de conciliación con la vida personal pueden desembocar en el abuso de sustancias ilegales o nocivas para el empleado.

Motivos económicos

Si todo esto no te parece suficiente para convencer a la gerencia de la necesidad de evaluar, no podemos obviar los motivos económicos. Los costes de las sanciones o las bajas son mucho mayores que el coste de una evaluación psicosocial que además puede promover el buen ambiente en la organización con la correspondiente mejora de productividad (Moccia, 2016), tantas veces demostrada

 

BIBLIOGRAFIA
  • Cox, Tom, Griffiths, A., Rial-Gonzalez, E. (2000). European Agency for Safety and Health at W ork; Research on Work-related Stress. In Office for Official Publications of the European Communities. https://doi.org/http://europa.eu.int
  • García, J. M., Moreno, L. L., Díaz, M. J., & Valdehita, S. R. (2007). Relación entre factores psicosociales adversos, evaluados a través del cuestionario multidimensional Decore, y salud laboral deficiente. Psicothema.
  • Martínez, C. A. (2008). Estrés laboral, facor de riesgo de accidente cerebrovascular (II). Gestión Práctica de Riesgos Laborales.
  • Mayo, A. R. P., Vázquez García, Á. W., & Levin Kosberg, S. (2016). El control de gestión y el talento humano: conceptos y enfoques. Universidad & Empresa. https://doi.org/10.12804/rev.univ.empresa.29.2015.01
  • Moccia, S. (2016). FELICIDAD EN EL TRABAJO. Papeles Del Psicólogo.
  • Salanova, M., & Llorens, S. (2008). Estado actual y retos futuros en el estudio del burnout. Current State of Research on Burnout and Future Challenges, 29(1), 59–67. Retrieved from http://www.papelesdelpsicologo.es/pdf/1539.pdf
  • Serrano, M. A. R., Moya Albiol, L., & Salvador, A. (2009). Estrés laboral y salud: Indicadores cardiovasculares y endocrinos TT – Work stress and health: Cardiovascular and endocrine indicators. An. Psicol.
  • Valecillo, M., Quevedo, A., Palma, A., Santos, A., Montiel, M., Camejo, M., & Sánchez, M. (2009). Síntomas musculoesqueléticos y estrés laboral en el personal de enfermería de un hospital militar. Salud de Los Trabajadores.