Desde el pasado 31 de marzo el Ministerio de Sanidad, en colaboración con profesionales del Colegio de Psicología, estableció diferentes teléfonos de asistencia psicológica para la ciudadanía. Tras esta primera iniciativa, muchas comunidades autónomas han establecido sus propios números de atención, que van dirigidos a las personas enfermas, a sus familiares, a personas con fallecidos por COVID-19.

Estos teléfonos de asistencia psicológica van dirigidas a tratar las principales dificultades psicológicas y emocionales del aislamiento y de la crisis sanitaria que estamos viviendo. Se han establecido tres teléfonos de asistencia psicológica que van dirigidos a tres objetivos específicos:

Primer teléfono de asistencia psicológica para evitar la soledad

Primer teléfono de asistencia psicológica: para evitar la soledad

La situación de cuarentena y aislamiento ha provocado en muchas personas una situación de soledad forzada. La soledad no necesariamente tiene que ser algo negativo, pero cuando no es deseada genera un gran malestar para la persona y puede tener consecuencias tan negativas como el estrés, el tabaquismo o los hábitos sedentarios.

Este problema afecta, sobretodo, a las personas mayores que, además, en la actual crisis sanitaria se han visto aisladas doblemente: 1) por ser población de riesgo, y 2) por no tener competencias digitales. La mayoría de la población está haciendo uso de las tecnologías para poder “ver” a sus seres queridos, a través de videollamadas, quedadas virtuales, redes sociales, etc… Sin embargo, las personas mayores que no tienen las habilidades para manejarse con dichas tecnologías son privadas de ese contacto personal, lo que va aumentando aún más su sensación de soledad y, por tanto, las consecuencias negativas para su salud física y mental.

Por lo tanto, el primero de los teléfonos de asistencia psicológica va dirigido a la población general, pero sobretodo a estas personas que tienen una situación de especial vulnerabilidad frente al aislamiento. Este teléfono es el 91 700 79 88 y ofrece servicio desde las 9’00 hasta las 20’00h, todos los días de la semana.

Segundo teléfono de asistencia psicológica para ayudar a quiénes ayudan

Segundo teléfono de asistencia psicológica: para ayudar a quiénes ayudan

Otras de las personas que están siendo fuertemente afectadas por la situación actual son los y las profesionales que están en “primera línea”, como lo son el personal sanitario, los cuerpos de seguridad o la policía local.

Estas personas son frecuentemente la “diana” emocional de las personas que están afectadas por el virus o por sus familiares. Estos profesionales tienen que atender a personas que, con toda seguridad, estarán preocupadas, tristes, enfadadas… y tendrán que saber gestionar dichas emociones. Además del peligro de contagio, que es intrínseco a la propia actividad y al aislamiento al que tienen que someterse para no contagiar a sus familiares, estas personas tienen muchas probabilidades de sufrir estrés, burnout u otros riesgos psicosociales. Estos riesgos pueden ser tan severos que, en Italia, ya existen dos víctimas mortales, por el suicidio de dos enfermeras.

Por este motivo, es necesario que estos profesionales dispongan de una línea para pedir ayuda o simplemente para desahogarse de toda esa carga mental y emocional a la que están siendo sometidos. Este teléfono es el 91 700 79 90 y tiene el mismo horario que el anterior, también disponible durante todos los días de la semana.

Tercer teléfono de asistencia psicológica para poder despedirse

Tercer teléfono de asistencia psicológica: para poder despedirse

La pérdida de un ser querido es un proceso doloroso que necesita de un gran apoyo por parte del entorno. El luto, los ritos o las ceremonias que se realizan para despedirse son necesarias para pasar de forma adecuada el proceso de duelo. Sin embargo, la situación en la que nos encontramos ha dificultado que se puedan realizar dichos ritos, o que se pueda buscar consuelo en la cercanía de nuestro entorno.

Con el objetivo de dar apoyo y ayudar a estas personas que están pasando por un momento de duelo, y que no pueden realizarlo de la forma tradicional, se habilita un tercer teléfono, con profesionales de psicología expertos en duelo, para que les puedan ayudar a superar este momento tan delicado. El teléfono es el 91 700 79 89, y también puede ser utilizado por aquellos familiares que tengan personas gravemente enfermas y en situación de hospitalización.

Además de disponer de personal especializado para gestionar estas emociones derivadas del duelo, muchas personas están generando nuevos “ritos” para despedir a esas personas aún dentro de la cuarentena. Por ejemplo, escribir una carta a esa persona, construir una caja de recuerdos o un álbum de fotos, elaborar un vídeo… No obstante, es importante recordar que cada persona tiene sus tiempos y sus formas de expresar el dolor o la pérdida. No hay que forzar a los demás, ni a uno mismo, a hacer, decir o mostrar algo cuando no se desea. Es fundamental que respetemos la individualidad de cada persona para poder despedirse conforme él o ella lo desee.

Teléfonos de Asistencia Psicológica por COVID-19Teléfonos de Asistencia Psicológica por COVID-19

 

Última actualización:

Comparte esta entrada:
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin